¡ES IMPRESIONANTE! Aunque no lo debiera ser.

Muchas veces los buceadores me preguntan cómo hacer aquello que ven en nuestros vídeos, mientras se refugian en justificaciones de que ellos y ellas no lo pueden hacer porque eso de la UTD es solo para “técnico”, o que es imposible hacerlo si no tienes unas aletas especiales, etc…
 
Y cuando les digo que Sí se puede hacer fácilmente, y además sin la necesidad de realizar el Essentials UTD, porque el ideal sería poder aprenderlo desde los inicios, no me creen. Se prefieren buscar argumentaciones que justifiquen sus propios comportamientos, con lo que se vuelve a la “medida de la aleta incorrecta”, o de si “el traje me va justo”. Eso se define como Disonancia Cognitiva
 
Esta es la viva prueba de que es fácil, cuando no hay barreras ni egos que lo impidan, y es tan fácil como ver a tantos alumnos de OWD/REC1 que durante su curso ya bucean neutros y reduciendo la huella ecológica tras de sí. Es un esfuerzo de su instructor, pero también el trabajo de aprendizaje de los alumnos.
Los alumnos, como hojas en blanco, están predispuestas a trabajar para aprender unas habilidades nuevas, y se esforzarán en conseguirlas durante el proceso de su curso. Es un trabajo que obtiene su recompensa: su certificación de buceo. Ellos y ellas, todavía no saben que su estilo de buceo, les aventaja para resolver ascensos seguros, paradas de descompresión y, bucear confortablemente para disfrutar mucho más de los entornos.
El Instructor, como pluma estilográfica, puede orientar el estilo, las destrezas y las habilidades que desea transmitir. Y mediante la aplicación de las técnicas apropiadas, imprimir en los alumnos un estilo de buceo acorde a los principios de un buceo consistente con la manera que buceamos.

Enseñamos lo que buceamos, y no buceamos de rodillas.